BLOG DE

viernes, 30 de enero de 2009

GRAN CONVERSATORIO: "GUERRA Y LITERATURA"

Desde el año pasado se viene cocinando este conversatorio que busca, entre otros puntos, responder el por qué es necesario tener en cuenta (no en el canon pero sí en en el sesgo editorial nativo y en la crítica alternativa y, también --por qué no-- en la crítica oficiosa encandilada por descubrir best sellers y acentuar una literatura de la decadencia) a una literatura última surgida en y desde la guerra interna en el Perú. Si bien es cierto muchos novelistas encuentran en la ficción casi el emblema de toda su producción no es menos cierto que un tipo de novela última peruana se guía por el camino no exactamente del realismo prosocialista (con rasgos anarquistas en algunos casos como "Generación Cochebomba" e "Incendiar la Ciudad"), pero sí de una posición en la que la realidad (o lo que conocemos como realidad) le sirve como sustrato para crear literatura, para cuestionar un sistema retardatario (que envilece y embrutece, aleja de la realidad o torna cándido al poblador común, etc.), para marcar líneas o tendencias con respecto a otro tipo de literatura postguerra que tiene como mayor afán el divertimento y la lectura sosegada donde el drama humano es más un drama de telenovela. Creo yo que no se trata de marcar las diferencias entre escritores realistas (deudores de una realidad brutal) que escriben desde las usinas del capitalismo y escritores ficcionalistas (funcionales al sistema aberrante) o no “topográficos” que escriben frente al espejo y cuya carrera literaria, como la de un artista de cine o de circo, la maneja un “agente”, una exigencia del mercado editorial que en última o primera instancia es la aceptación y participación activa dentro del mercadeo neoliberal que al final es el que va a conducir las tendencias y los supuestos gustos del lector y el que va a juzgar quienes merecen el erebo, el cielo o el inferno. He ahí una valla infranqueable dentro de la supuesta “libertad” creadora que debe gozar todo escritor (después del 11-S nos hemos dado cuenta que las tendencias novelísticas se derivan a temáticas relativas a la guerra. La mayoría de premios literarios en España, Europa y América contemplan este punto). No es mi intensión, aquí, explayarme más de lo debido, el conversatorio, las preguntas esperan; por lo menos tendremos una versión clara de novelistas que no le huyen a la polémica y que, a pesar de todas las críticas que se les pueda hacer con respecto a sus estéticas, ideologías, cosmovisiones, etc., tienen el respaldo de sus obras publicadas; y, claro, también, las palabras amables de novelistas como Miguel Gutiérrez, Oswaldo Reynoso, etc., preocupados en el devenir de la última novela. (No nos olvidemos que fue Gutiérrez quien nos avisó desde la ineditez de “La ciudad de los Culpables --en ese tiempo llamado “La Ciudad Enferma”-- que había un rumbo distinto a la novelística oficial que merecía y merece ser tomado en cuenta).

Nos vemos, el jueves, en el conversatorio.


CENTRO CULTURAL “EL AVERNO”, 10 AÑOS DE LO NATIVO A LO CONTEMPORÁNEO, presenta:

GRAN CONVERSATORIO

“GUERRA Y LITERATURA”
Una visión de la última novela peruana post-guerra interna

Participan:

-RAFAEL INOCENTE (“La Ciudad de los Culpables”)

-MARTÍN ROLDÁN (“Generación Cochebomba”)

-JULIO DURÁN (“Incendiar La Ciudad”)

Presentación, apuntes y notas:
RODOLFO YBARRA

DÍA: JUEVES 5 DE FEBRERO
HORA: 7 pm.
LUGAR: “EL AVERNO” Jirón Quilca 237, Lima (a una cuadra de la Plaza San Martín).

APOYO VISUAL: Julio Gómez y “TV. BRUTO”. CANAL CERO (inaugurando su señal contracultural).

INGRESO LIBRE

APOYEMOS A "INTERMEZZO TROPICAL"

Acaba de llegar a mi bandeja el siguiente correo de la revista Intermezzo que dirige de forma infatigable la poeta Victoria Guerrero. Esperamos que la colaboración sincera (y crematística) de todos los intelectuales y lectores (limensis y de otros lares) ayude a recaudar los fondos necesarios para sacar este nuevo número de Intermezzo dedicado a latinoamérica:

Queridos amigos, estamos casi listos a editar el número 6 de Intermezzo Tropical, que tendrá como tema central a América Latina y sus relaciones con el norte y la península. El CCE ha colaborado con nosotros con cierta cantidad de dinero, pero necesitamos completar la otra parte. Así que hemos intervenido un par de grabados, con ayuda de la poeta Cecilia Podestá, de uno de los artístas plásticos más interesantes y arriesgados, Juan Javier Salazar, quien generosamente los ha firmado para apoyar la edición de la revista.
Hemos hecho 50 copias de cada uno. Nosotros los vendemos a 40 soles (+el ejemplar de la revista cuando salga). En galerías estará a unos 30 dólares.
Se tratan de dos grabados intervenidos en técnica mixta con papel tratado. Ambos se apoyan en una plataforma de cartón. La dimensiones son: 28.5 x42.5 (naufrago 1) y 30.5 x42.5 (naufrago 2)

Si están interesados, por favor, escríbanme a este mismo correo (victoriaguerrero@hotmail.com), o llámenme al 9910-56245 o al 4475737
Un abrazo fraterno, Victoria
http://www.intermezzotropical.org/

Arriba: cuadro de Juan Javier Salazar puesto en venta para apoyar a I.T.

miércoles, 28 de enero de 2009

PDL: POETAS DE LA CONTRACULTURA O POETAS DE LA CULTURA EN CONTRA



Para muchos escritores del establo literario tener a un agente literario es un escalón, aunque muy pequeño, pequeñísimo, a la supuesta “consagración” necesaria, según el laureado Chocano y los cacógrafos postmodernos parados en sendas pesuñas y con voces de relinchos azotados por los fuetes de las modas literarias o los bisbiseos de corrientes europeas o europeizantes. Para otros, los verdaderos escritores, los que sudan la gota gorda y se dan de trompadas con sus escritos, los que están al margen de los concursos literarios y de los maniqueos críticos con cerebros esponjiformes (academicus de merde) sería poco menos que el horror vacui, el fracaso como creador, la claudicación absoluta frente a un sistema que aborrecen y cuyos intelectuales a sueldo fijo --movidos por el arribismo y por la angurria-- se muestran poco menos que enemigos de clase, enemigos del parnaso anartista, enemigos de la creatio libertarians; en el fondo enemigos de una verdad que tratan de ocultar a toda costa.
Los Poetas del Asfalto son antiacadémicos por naturaleza (el orden de estudios literarios casi siempre es reemplazado por principios de vida donde la literatura es la vida misma. Un golpe en la cara es un verso. La danza de los cuchillos es un poema verdadero. Una patada en los testículos la verdadera metáfora. Nótese la teratología de lo bello), a ellos no les importa los libros con solapa y de pasta barnizada, los libros con papel Japón u hojas a 80 gramos. Para ellos la fotostática es el material de guerra, material de contrabando. El mecanismo de difusión a bajo costo; la clásica revista literaria ha sido subvertida y transmutada (de mariposa en bello gusano de seda) en bélico fanzine antiestablishment, antifasista, antiEstado, antigobierno, antitaurino, antiImperialista, antipoder, antipoético, antinada, antitodo, etc. No interesan las formas interesa el fondo. La estética del continente es domeñada en función del contenido. El fanzine, por ratos se metamorsea en bomba molotovs, se yergue en misil antiaéreo, tierrra-aire, aire-tierra. Tenerlo en las manos da la sensación de fuego, se siente el aliento de Vulcano, alguna salamandra mitológica saldrá de sus páginas, algún aerolito cruzará desde el otro lado para incinerarnos. El fanzine, como vemos, es un arma de combate. El grupo se ve representado ahí. La formación gregaria es una característica visible. No es Uno son Unos. Son muchos, D´artagnan y sus espadachines, Arturo y la mesa redonda, los tortuninjas alrededor de la rata (y esto no es peyorativo, suele tomarse como todo lo contrario): Richi Lakra, Director Fundador y verdugo; Luis Mujica o el “Primo Mujica”, Director en Jefe del manicomio (así aparece en la presentación del fanzine); Fernando Laguna, Jefe de Arte abstracto, guitarrista eximio y erudito melómano; el polifacético, fasionista y performer Félix Méndez tomando con la boca, casi mordiendo, el asfalto y ejecutando acciones incomprensibles, reta a los dadaístas (en una visita al Averno me obsequió uno de sus libros, los traía una caja de zapatos e hizo lo mismo con todos los comensales, salió a la calle y siguió repartiendo hasta que se le acabaron. Ese día, esa acción solitaria me trajo algo de emoción. Regalar libros qué gran locura, sobre todo cuando no tienes los recursos, cuando “tienes” que dar de la nada. La intensión vale y refuerza todo criterio que yo pueda tener sobre ellos en relación a su trabajo y papel de artistas en esta zoociedad decadentista con moral decimonónica); el poeta vampiro, chupasangre con capa y dientes salientes, Pablo Pineda Estrada, por ahí una chiquilla emo tiene el cuello perforado ¿serán la autoría del poeta?; el poeta callejero y artesano de mal vivir Charles “Velorio” Barzola (hace un par de meses lo vi danzar en una bronca callejera. Intercambio de puñetes, un par de patadas y luego secando de un porrazo una botella de licor fosforescente mientras alguien le pasaba una chicharra gigantesca en una pipa victoriana, solo faltaba que apareciera Salvador Dalí con sus ojos inyectados sosteniendo un cráneo de chocolate lleno de termitas y diciendo a Alex Cooper, el roquero amigo, el metalero con ojos de demonio, “este es tu cerebro”, tal y como apuntan los periodistas de canal “Bio”); el poeta mayor Christian Portocarrero; el políglota e intelectual callejero Hans Polilla; “Piernitas”, siempre listo y avispado; el loco frontman “Lymbert”, compañero fiel y cantante del grupo con ligazón permanente a los PDA, el nombre lo dice todo, me reservo mi opinión por razones que pueden herir la susceptibilidad del lector: “Los Alcohólicos Cadavéricos”; Jorge “Botellas”, hoy entregado al deporte extremo del “Vale Todo” (así con mayúsculas), hace unos meses conversé con el hombre lo habían agarrado como saco de golpear, tenía algunas costillas rotas y el rostro magullado, rengueaba y se cogía el brazo izquierdo pero irónicamente estaba feliz, recordé (aunque la imagen debería de ser otra) esa frase del niñato de Kiko: ¿por qué sangras? Por que lo agarre a narizazos en la rodilla ¿!. La capicúa “Ana” mirándome desde su pequeña estatura y tomando fotos por doquier (¿quién entiende a las mujeres? Primo dixit, etc., etc).
Hablar de los inicios de “Poetas del Asfalto” es hablar de los trasfondos de la contracultura limensi. El mismo Richi Lakra fue conductor y manager del legendario y PUNKRÁTICO (subscribo esta palabra) “Eutanasia”, (recuerdo una conversa en los ochentas con Kike Eutanasia, vendedor y lector de libros, hoy en día radicado en Alemania: “el roquero tiene que leer sino sólo le queda hacer covers y cantarle al sistema, la poesía otorga al músico lo que la estridencia no puede enseñar: humanidad y ciencia”). En “Las Rejas” de Lima recuerdo la primera vez que me encontré con Richi, camisa a cuadros rojo con negro, lentes gruesos, rostro duro y de estatura comprensible ¿!, traía unos libros y fotostáticas en el sobaco, balbuceaba algunas palabras, carajos, mierdas, @#**%%&## mientras se balanceaba ante los estruendos de una banda punk que se desgañitaba en la parte del fondo del antro. Los olores a axila y a orines maltrataba los olfatos de señoritos cacógrafos que se la querían dar de escritores y artistas postmodernos. El seudobaño que había sufrido varios atentados de parte de “Rompewaters”, otro célebre mutante de la calle Quilca, era en realidad un mecanismo de selección natural, imposible de burlar. Pocos pasarían esta dura prueba (Róger Santibáñez, Dalmacia Ruíz Rosas, Domingo de Ramos, Mary Soto, etc., etc.,). Yo departía mesa con algunos poetas, en esos tiempos, entregados a los excesos de William Blake, hoy trabajan en algunos periódicos y revistas (o son profesores universitarios. No estafen, señores, digan la verdad aunque tengan que doblarse. Nietszche dixit), y son parte de los staffs que desprecio. Trabajar en un periódico, salvo honrosas excepciones, es como encerrar en una mina a un pájaro migratorio. Tarde o temprano terminará por matar al artista, al escritor que tienen dentro. Escribir cuartillas (carillas a veinte líneas) para el periódico es mierda decorativa que por unos centavos se obligan a sí mismos redactar (repito: salvo honrosas excepciones). Ahí están años de años burocratizados, entornillados en una silla eléctrica y giratoria, y envejecidos por un sistema que los condena a cambiar palabras y escritos por monedas. Tienen que vomitar palabras como sea para sobrevivir. Como decía la letra del desaparecido grupo “La Raza” de los hermanos Marambio: “Tienen que pagar peaje para seguir en el viaje. Tienen que darle carne a los lobos para seguir a su modo”. Han pasado de ser toros de lidia a ser mansos bueyes, o sea castrados y sometidos al yugo diario arrastrando una carga de mediocridad. Estos modernos Judas acabaran ahorcados por sus propias mentiras.
A los PDA no les interesa la crematística sobreviven como pueden. Tienen trabajos esporádicos ligados al recurseo que califica según la división internacional del trabajo como acciones del lumpen proletariado o ambulantado para sobrevivir inapropiadamente (en Japón se les conoce, según Augusto Higa y su “Japón no da dos oportunidades”, como “dekasegui”, aunque en el país del sol naciente tiene una connotación peyorativa e internacional. A propósito del último libro de Higa no se puede entender si primero no se ha leído este, aquí el trabajo forzado termina minando la salud mental por ahí hay un vaso comunicante con su última nouvelle): Richi alguna vez trabajó para el INEI y por ahora hace “trabajitos al paso” (pongo a volar mi imaginación), el “Primo” trabaja en una planta química y “radioactiva” llamada “Procolor” o algo así, tiene que tomar leche todas las noches para no morir envenenado. Fernando Laguna regenta una tienda de discos donde vende al menudeo material musical relativamente caleta. Nunca vende nada que forme parte de su colección, ya lo he probado, como conocedor musical (lo visité varias veces en su bastión de “El Hueco”, zona roja del pirateo y la fiscalía –que, por cierto, no persigue a esos congresistas que importan discos, cds en blanco, material básico del pirateo. Son ellos los verdaderos piratas--, luego migró a otros lares ¿Caylloma? ¿Carabaya? Vaya dios o el diablo a saber) su fuerte son los años sesentas y setentas, aunque siempre sale con algo muy, pero muy rebuscado (como no me gusta perder le recomiendo “Los dólares 500” que fue una banda del negro Rigo que fundó en el Callao de los años sesentas. Hay por ahí un vinilo, un 45. A buscar se ha dicho).
Si hay un dios a quienes los PDA dejan sus plegarias, vómitos, regurgitaciones y otras excrescencias, este es Bukowski, Henry Chinanski, el fracasado escritor con piernas de elefante vomitando sangre en “La Máquina de Follar” y perseguido por perros callejeros en “El Cartero”. Condenado a perder y a tomarse por siempre un vaso de trago. Sísifo lo persigue en la carrera de caballos. No se va a apartar jamás. Hay una nube negra volando y lloviendo sobre las cabezas y en especial sobre la cabeza de este escritor redivivo. Apostar no es una consigna es el modus vivendi, el modus operandi de una vida sin sentido. Nada nos pertenece, por ende podemos apostarlo todo incluso el porvenir. Bukowski dando de patadas a un caficho y llevándose a la puta para besarla con esos belfos sangrantes, el resabio a morcilla, las tetamentas unidos al pecho velludo con olor a creso, el sexo triangular y el pene también sangrante casi como una piltrafa, una dolorosa morcilla, el dolor sexual y casi sexual en movimientos pélvicos (el mal llamado un dos) no pueden detener al escritor que necesita de la vida para avanzar en el papel. Buko es venerado como debe de ser: en trago corto, seco y volteado. Arrojando llamas como un tragafuegos. No hay vainas. Destrucción es, de alguna forma, construcción. Alguien lanzó un gargajo y escribió con sus orines en la vereda: “De-construcción” (oh estructuralistas hijos de la guayaba). Por eso estos poetas en el sentido griego y muy limeño habitan su propio monte de Olimpo: Richi vive en el temible, indecoroso y lumpenesco, cerro “El Pino” cerca al camal de yerbatero y desde donde Lima es poco más que un mojón gigantesco, una bola batida de excrementos que empuja el escarabajo del destino, con filas desordenadas de casas y carros destartalados que llevan pesados bultos y latones con algún raro contenido o comida para chanchos (¿alguien gruñe por ahí?). Desde este cerro también se ven los estibadores de la Parada cargando como hormigas sus pesadas migajas de pan o piedras de molino (la imagen de Sísifo, otra vez, cayendo con su piedra y con el hígado devorado por algún ave de rapiña que no es más que un trago barato que venden en bolsa plástica, transparente, como para ver la calavera que se proyecta desde adentro, la imagen de la misma muerte o alguna arpía parecida, Erirnia-Hipnos-Thanatos, etc.. A propósito recomiendo revisar “El Final del Porvenir”, novela donde Higa se luce en el lenguaje y narra las peripecias para sobrevivir en una realidad dura y cruel como es La Parada y el distrito basurizado, avatar de la mierdocracia, cuya imagen permanente es la de haber resistido un ataque nuclear: La Victoria. ¿Alguien se atreverá, algún día, parchar esas pistas y arreglar esas veredas?). Desde el otro lado de la ciudad, Fernando Laguna habita en el cerro Armatambo al cual se llega por una salida a la avenida Huaylas en Chorrillos. La imagen de él es la que nos otorga Cromwel Jara en su “Patíbulo para un Caballo” (a propósito sé de una disputa entre Augusto Higa y Cromwel Jara. Si leen bien “Final del Porvenir” y “Patíbulo para un caballo” se van a dar cuenta que el personaje principal es el mismo tanto para uno como para el otro. Cromwel reniega de esto, imagino que Higa también. Ya dedicaré un post sobre este tema). Los conos de la ciudad son submundos. Sobrevivir ahí implica algo más que una escafandra existencial. Hay que madrugar para tomar el carro. La polvareda de la tierra seca se mete por las orejas, la nariz. La ropa limpia se convierte inmediatamente en ropa vieja. El polvo seco funciona como lija. La hojarasca de García Márquez persigue a los conos. Los municipios son cuevas de ladrones que inflan en precio las pocas labores, casi siempre empiezan y terminan con la pileta municipal y el plantado de algunos árboles. Las concesiones de construcción son hechas a familiares, amigos o correligionarios. Estafa y depredación pura. Desde ahí la ciudad de Lima es un crustáceo caminando al revés. Al oeste, siempre, el océano con su ojo tuerto e imposible nos arrastra como una cloaca a la eternidad de ola encrespada y dispuesta a ahogarnos.
Y no deja de ser poético que PDA, el fanzine que ahora llega, como en edad madura llega Richi, a su número 50 descienda de unos cerros, de unos montes griegos muy limeños y MAZAMORREICOS (acuño y suscribo este término). El fanzine desciende de los cielos para sus mortales lectores, baja del Olimpo y toma posesión de la urbe ribeyriana. Sin embargo me doy tiempo para reflexionar sobre esta categoría que por ratos parece un exabrupto imperialista: “el fanzine”, de Fan (fanático) y Zine de Magazine, o sea la revista del fanático, aunque PDA es más un prozine pues casi se edita por medios profesionales, la carátula es diagramada y editada en cartulina duplex de buen gramaje, los trazos de Laguna podrían adornar perfectamente cualquier revista burguesa, le sobra calidad y su estilística sobrepasa a muchos dibujantes a sueldo de los periódicos chatarra (sé de un seudodibujante que le pagan cien dólares por hacer cojudeces. A cien dólares cada cojudeza). Considero que PDA podría también editarse vía Internet, entonces se convertiría en un Ezine, sujeto, claro está, al copyleft (el commond) y la protección subterránea de los derechos de autor. En el plano literario se puede decir que “Poetas del Asfalto” es una experiencia casi solitaria, solo el fanzine sanmarquino con alianza de Bellas Artes lo acompaña, Lithopía está en el número tres (por algunos instantes recuerdo el fanzine “ACIDO”, corrosivo literario, que saqué con carlitos Rengifo al finalizar el segundo milenio. Todo quedó en el número cero. Sus casi cien páginas todavía son reclamadas por ahí).


Veo pasar en el panel de la memoria, otra vez, al celebérrimo “Rompewaters” que en una teoría bizarra ha degenerado en el concepto que combatir literalmente a la mierda empieza por romper los waters y dejar que la mierda tome su curso. Una completa aberración. La gente, especialmente los organizadores de conciertos y recitales literarios se cuidan de él. Un water no es algo barato. Dicen que antes “Rompewaters” solía romper los inodoros a patadas para lo cual usaba unos chancabuques con punta de acero, hoy en día ha mejorado su técnica, ya no rompe estos aparatos occidentales (todavía hay pueblos orientales que usan el silo) simplemente los atora, para eso lleva una piedra y trapos los que logra poner en la “trampa” donde los excrementos se despiden de nuestro lado visual para seguir su rumbo silencioso y escatológico camino al mar que todo lo entiende y todo lo soporta, incluso los desbarajustes del “Rompewaters”.
Un conocido de neón cuenta que un día saliendo del aeropuerto se topó entre tantas revistas extranjeras y el Le Monde Diplomatique, nada más y nada menos que al fanzine “Poetas del Asfalto” envuelto en papel celofán transparente y al precio módico de 15 soles. ¿Qué fue esto? Masculló el conocido de neón. Compró, pagó con tarjeta y salió a la avenida Fawcett. No pudo aguantarse y no obstante su tacañería me llamó por teléfono: “Ybarra, aunque no me creas acabo de comprar en el dutty free del aeropuerto un fanzine de Poetas del Asfalto. Sólo comparable al mozo peruano de Estocolmo que se dio cuenta que le mentaba la madre a un gringo flatulento. Qué estás haciendo. Te visito más tarde” Ok. Ok. Venga nomás santo del puño.
Son 14 años empujando la carreta, dice Richi, a veces uno se cansa pero hay que seguir para adelante. No queda de otra, doctor. Y no queda de otra, sólo coger al monstruo de los cuernos y derribarlo o ser embestido. Por eso hace poco tiempo el fanzine se presentó en la Fundación Telefónica, cuadra 15 de la avenida Arequipa de Lima. En sus limpios y lustrosos ambientes los Poetas del Asfalto dieron rienda suelta a sus bajos instintos: los poetas gritaron, gruñeron, aullaron (howl, howl, “He visto a los mejores cerebros de mi generación carcomidos por el llanto, famélicos, histéricos, desnudos, arrastrándose por las calles de los negros en busca de un colérico picotazo…”), Primo se bajó los pantalones, alguien simuló limpiarse el trasero con unos poemas, mentaron la madre a los visitantes clasemedieros que confundieron la acción con “arte postmoderno” o “teatro de vanguardia y grotoswkiano” (oh Grotowski y Judith Malina padre y madre del teatro pobre sepúltalos con tu verborrea). Alguien simuló romper los vidrios y televisores que vigilaban desde arriba. Otro prendió algo extraño, en formato de cigarrillo, a vista y paciencia de todo el mundo. Y se armó el molondrón.
A la directora del centro cultural Telefónica se le bajó la presión, le vino de sopetón la vejez prematura, la horrible menopausia, la arteriosclerosis, las várices, las patas de gallo, la papada de sapo, los brazos cortina, se le desinfló el trasero, la columna vertebral se convirtió en la curva de Gauss, las tetas se le convirtieron en dos huevos fritos, dos limones resecos, dos higos desecados en generación espontánea. Le dio progeria. Los Poetas del Asfalto fueron sacados a patadas al asfalto. Llovía y hacía frío. Las combis pasaban a toda velocidad. Los autos volaban sobre la pista. Uno de ellos casi atropella a Richi quien hizo un movimiento de mimo para esquivar al bus que pasó como un toro rabioso, botando humos negros y refunfuñando. Ahora tendríamos a otro héroe urbano. Una que otra mujer de la noche asomaba por la esquina de Panamericana televisión, “la mujer alta y fría vestida de negro” de The Holys”. No sabían si llamar a los loqueros o a la policía. Arrestarlos o encerrarlos era la consigna. Estos “maleantes” no valían la pena. Después del clásico maltrato ahora están vetados de por vida. Les gritaron a boca de jarro: “No son poetas. No son artistas. No son nada. Los poetas se comportan como gente decente, cumplen con los protocolos, no hablan palabrotas, no escupen, no beben esa cosa de color fosforescente parecido a la cicuta. No cogen sus sexos en público. No se rascan las axilas. No fuman esas cosas extrañas. No dan de cabezazos a las paredes. No andan con pantalones rotos y zapatos con hambre. Los poetas de verdad pagan sus impuestos, tienen auto, cargan laptops último modelo, cargan chequera, no beben en la calle sino en el “Juanitos”, en el “Pollos Pier” o en la librería snob “Casa Tomada”. Los poetas de verdad leen a Chocano y Antonio Cisneros. Respetan las reglas gramaticales y el buen decir. Los poetas de verdad visten casimir inglés, saco Giorgio Armani, lentes Dolce Gabanna y hablan amaneradamente (o sea, o sea, después de mi viaje al encuentro internacional de escritores…puag puag) Oigan ustedes, los poetas de verdad sacan revistas y no fanzines. Fuera de acá”.
Aunque a simple vista no pareciera los PDA habían acometido un atentado contra el honor y las buenas costumbres y la cuchara en posición horaria 5 y 20 después de comer como dice la vieja fenilcetonúrica y ridícula Fridda Holler. Telefónica, el monstruo que le roba desorejadamente al público parlante, en contubernio con el Estado, había sido herido en su falsa moral y falso concepto de cultura. No les perdonarían esta afrenta. Pasarían la voz a todos los seudocentros culturales, desde el moderno CC del PUC en Camino Real hasta el cuchitril de Barranco city donde unos borrachines malaspectosos se creen los paladines de la cultura. Todas las universidades sobre todo particulares tendrían la luz roja para los Poetas del Asfalto. El silencio terminaría por estrangularlos y desaparecerlos en la nada de Antoine Roquentín abriendo la puerta: ¿qué habría más allá? (qué quiso decir Sartre con el cogito prerreflexivo? Abstenerse los que no han leído completo “El Ser y la Nada”).
El Primo me contaría luego de esa performance donde se bajó los pantalones en el Yakana y mientras leía casi poseído por los demonios del parnaso --enseñando su sexo casi público tras unos calzoncillos blancos y grandes-- unos hombres musculosos del 911 lo sacaban a empellones a la calle donde, por cierto, siguieron las piruetas, los movimientos de saltimbanqui con ademanes de pornostar porque nada podría parar a la poesía. Ser arrojado a la calle no es una ofensa es un halago. Ser incomprendido es ya una entelequia una forma de llegar a la ataraxia, al nirvana hindú. Se muerde el polvo de la derrota pero se muerde el polvo de la redención y, en algunos casos, el de la iluminación. Cuántos buenos poemas han nacido de un derribamiento moral o físico. Cuántos buenos poemas pueden nacer de la pérdida, de la pérdida de una pieza dentaria, es decir.
Otra noche hablando con el Primo tocamos el tema de la diverticulosis que son una especie de vesículas que le salen a los intestinos y que al reventarse generan un sangrado que acaba en melena (excremento de sangre). En casos graves hay que proceder con una colostomía, le dije, o sea hay que trasladarle el ano a la parte delantera izquierda y colocarle un bolsa diseñada especialmente para la evacuación, las personas pobres usan bolsas de mercado que adhieren a la piel con cinta de embalage, alguna vez en el Hospital 2 de Mayo, en una visita de voluntario vi que a un paciente le habían puesto una bolsa de Metro. La mierda traslucía el plástico amarillo. Hubiera sido una buena publicidad, pensé. El Primo rió como un condenado. Hablamos, también de los niños índigos y de los niños cristal que rechazan la carne y aprenden a escribir a los 2 años de edad. Antes de los 10 años pueden dominar dos o tres lenguas aparte de la materna. Son los llamados a cambiar este mundo decadente (de este tema también he hablado con Helem Ramos, la tenaz conductora de ese espacio radial, Odisea 2001, en radio Miraflores donde bota casi a gritos a cualquier ignorante que quiere pasar de músico. Sus entrevistas son de colección. Recomiendo la conversa que tuvo con Bjork. Helem habla siete lenguas así que no hay problema. Ella cree que soy índigo y cada vez que nos encontramos no me llama por mi nombre sino por esta categoría: Índigo, Índigo. Su estrabismo me parece bello).
El Primo me dijo, al final, que su señora madre sufría de diverticulosis. Le dije que rayara papa blanca y que la exprimiera hasta que saliera un almidón. Había que hacer esta operación rápidamente porque el material importante se oxida, en otras palabras se muere. Esta operación se tenía que hacer tres veces al día. El almidón de la papa cicatriza las heridas. Le recomendé comidas ricas en hierro como las lentejitas ya que esta enfermedad, debido a las hemorragias deriva en anemia. Le dije que comprara sangre de Drago, confundido comúnmente con “grado”. Unas gotitas al amanecer y otras al anochecer. Esta terapia tenía que estar acompañada con una orinoterapia para lo cual había que limpiar el organismo e insistir en una dieta vegetariana, ya que las carnes demoran en digerirse y en el caso de la diverticulosis generan infecciones y estreñimientos que comprometen el precario estado de salud. La primera orina que se queda en el meato urinario debe ser expelida por su carga bacteriológica. El segundo chorro es el que sirve y debe ser tomado inmediatamente ya que su exposición al aire lo contamina casi inmediatamente. Esto es algo muy importante que hay que tener en cuenta si se decide seguir este tratamiento puesto que enfermedades como la tifoidea pueden aparecer no por la orina propiamente dicha sino por las bacterias que están en el ambiente. Este punto aparentemente flaco ha sido explotado por la medicina de occidente para satanizar este método ancestral que funciona como vacuna. Ahora, como le dije, toda esta terapia es holística hay que aprender meditación, ir al acupunturista, al jorei o mahikari, recibir imposición de manos; ya Oswaldo Reynoso cuenta en “Los Eunucos Inmortales” que en China a los sometidos quirúrgicamente les imponen las manos como ayuda en sus tratamientos. Aquí todavía seguimos en estado de ignorancia. El samsara perujin (así nos llaman los chinos) es imposible en este país. Nos cae rayos y truenos desde arriba. Hay que protegerse con conocimientos que excedan la tradición. Informarse desde el folklore es necesario (aunque mentes alucinadas nos quieran llamar “folklóricos”). La medicina está secuestrada por unos médicos arrogantes. Recomiendo al acupunturista Ku Kam de la calle Mariátegui en Jesús María o a su primo Kam Jo, al final de la avenida Brasil. Ahí me encontré varias veces con el novelista Miguel Gutiérrez dando lentos pasos en un andador de manos. Le pregunté qué le había pasado y me dijo que un cobrador lo había empujado y se le había fracturado la cadera. Una mierda todo esto, balbuceó el novelista. Le di un abrazo y le dije que el doctor Kam no cura la enfermedad, lo que hace es ordenar los chakras, ordenar la energía, restablecer los puntos energéticos y al final, por añadidura, desaparece todo dolor o enfermedad. Ahí, también, en la salita de espera me encontré un par de veces con el poeta José Watanabe y su bella compañera, la poeta Micaela Chirif, recuerdo que hablamos de plantas, le recomendé unas yerbas y cambiar la disposición de su cama con dirección norte para capturar las energías polares y potenciar la mente y el cuerpo. No olvidar el ejercicio, no nos olvidemos que Sócrates, Platón, Aristóteles, etc., enseñaban mientras caminaban, los conocimientos requieren cierto movimiento físico para acelerar el tránsito sanguíneo que al fin y al cabo es el que irriga el cerebro y transmite la carga eléctrica, entre cinco y diez voltios, dependiendo del cuerpo o el desarrollo alcanzado. Aquí también juega papel importante el sistema de enfriamiento también llamado sistema de refrigeración (por los motorcolumnistas), los riñones y la piel trabajando conjuntamente, el exceso de sudor va a hacer que los riñones trabajen menos. El perro no suda, evapora líquidos y se enfría a través de la lengua; de ahí la lengua larga cayendo unos centímetros del hocico y enfriando rápidamente el organismo canino.
El primo me dijo que inmediatamente obligaría a su señora madre a beber su propia orina. Le dije que me mantuviera al tanto. Si necesitaba imposición de manos, a unas cuadras de la Casa España, en la cuadra 6 de República de Chile está la Iglesia Mesiánica de Seichu Sama, una iglesia japonesa donde practican el Jorei y el Ikebana tangetsu, que es el cultivo de flores, los adornos florales y la cromoterapia. La curación a través de los colores. Esta iglesia metodista dice que el supremo creador nos quiere sanos para cumplir nuestras tareas diarias. Por ahí podemos entender por qué Japón es un pueblo trabajador, todo conspira para que así sea.
Volviendo al Primo, recuerdo que me pasó su libro “La Vagina de Ana” donde aparece en una foto con un pene sobredimensionado, imagino que por la posición de la cámara en primer primerísimo plano. Su poesía falocéntrica, como dije en otro momento, está encima, casi en cabalgata a ritmo de huayno y punk rock, de la toñito Cisneros caído en desgracia tautológica. No puede más. Experimentar para él es un horror, prefiere su camino trazado a lápiz y martillo, sus versitos de avignon. Para él lo clásico es lo perfecto. Un enano montado en los hombros de un gigante se cree grande. Hay una imagen por ahí de Jorge Pimentel disparándole con el dedo índice y diciendo “muere, muere, viejo cabrón”.


Siguiendo con esto de las medicinas alternativas, Richi vino preocupado a preguntarme si la gastritis producía la muerte. Le dije que la bacteria del Helicobacter Pílory es la causante de estas maldades. Ahora se cura con una variante de la penicilina y harto Omeprazol (si se toma Omeprazol no se puede tomar “leche Milanta” son contraindicados. Uno anula al otro). Lo mejor es una dieta rica en harinas y alejada de sales, picantes y condimentos. Le dije que lo mejor es la orinoterapia, agua helada tanto en compresas externas sobre el vientre como en “agua de tiempo”. Hay un tipo de arcilla que se bebe y listo en una sola ingesta ya no hay más Helicobacter. “Gracias, doctor” me dijo. Más importante que ser doctor es ser docto le dije. No hay que olvidar la salud, es lo principal para continuar en la brega, puesto que el principal enemigo, después de la plutocracia, es el estrés. La guerra también es contra el estrés. Muerte al estrés. Muerte al estrés, repitió como un niño viejo, Richi.
Ahora es de noche, un poco más de las 4 de la mañana, y tengo en las manos este memorable número 50 de Poetas del Asfalto, titulado “Toca el piano borracho como un instrumento de percusión hasta que los dedos te empiecen a sangrar un poco”. Me entero por el editorial que Hans Polilla, el traductor del grupo, ha cedido sus derechos sobre el material editado, el título en inglés es “Play the Piano Drunk Like a percusión Instrumental Until The Fingers Begin To Bleed a Bit” (Black Sparrow Press, 1979), cuya traducción, aparte de Polilla, ha tenido como aliados a Eduardo Espinoza Lecca, María García (Argentina) y Eric Leunam (México). Rescato estas palabras de Buko: “Lo peor de todo es que algún tiempo después de mi muerte se me va a descubrir de verdad. Todos los que me tenían miedo o me odiaban cuando estaba vivo abrazarán de repente mi memoria. Mis palabras estarán en todas partes. Se crearan clubs sociales y sociedades. Será como para volverse loco. Se hará una película de mi vida. Me pintarán mucho más valiente de lo que soy y con mucho más talento del que tengo. Mucho más. Será como para hacer vomitar a los dioses. La especie humana lo exagera todo: a sus héroes, a sus enemigos, su importancia”. Y pienso que de repente tiene razón y que yo sin querer he exagerado esta pequeña nota a los Poetas del Asfalto que, a pesar de todo, es el grupo literario que más años tiene, el más antiguo, el más persistente, casi legendario, casi leyenda viviente, un dinosaurio arrastrado sobre rodajes literarios (pronto les harán una estatua en Quilca); y cuya permanencia no solo es tangible en los cincuenta números editados sino en la continua participación en recitales, presentaciones, “varietés”, vernisagges, intervenciones urbanas y sabotajes a este sistema putrefacto que aniquila día a día a sus mejores hijos, a sus artistas plásticos, músicos y poetas que muestran los dientes y andan erizados dispuestos a responder y dar pelea, como dijo el héroe “hasta el último cartucho”. Venderán caro su derrota. Sus lectores recogeremos los cadáveres que vayan quedando.

He exagerado, sí, pero valió la pena.

Hasta la victoria final

CMDT YBARRA (acepto su lisonjero mote)

PD: Se supone que esta pequeña nota iba a ser una reseña sobre “Toca el Piano…” de Bukowski que aparece por primera vez en edición impresa en español. Para remendar mi “error” dejo aquí mi apreciación, sobre este hermoso libro que trae quizá la frase, el aforismo más conocido del maestro: “es tan fácil ser poeta y tan difícil ser hombre” (antes de iniciar o “finalizar” quisiera decir que se me presenta un pequeño problema logístico, por cuanto esta edición trae un “prólogo” extrasístole del Primo y dos sendas reflexiones de Francisco León: “Bukowski o la inutilidad de la existencia, un NO rotundo al movimiento Beat”; y Lucho Desobediencia: “Alguna vez un paria Ácrata…Reflexiones sobre Charles Bukowski”. Aprovecharé entonces lo ya vertido para finiquitar el asunto).

Primero que nada, quisiera afirmar que Charles Bukowski es técnicamente más narrador que poeta, sin embargo lo poético –no como género sino como efluvio, como estro ardiente o lava del escritor-- tiene más cabida en sus textos. No sé si el autor tiene plena conciencia de que sus poemas son pequeñas historias, cuentos breves, historias truncas o bocetos de historias mayores. Lo mismo, pero al revés pasan con sus cuentos y novelas, siempre hay imágenes poéticas, metáforas, historias que se sostienen en la poesía misma, quizá una visión torcida, hilarante, patética por ratos, pero siempre dispuesto a sacar roncha y a mantener al lector en vilo, en estado nervioso, casi cascabeleando los dientes, tronchando los dedos y tratando de acabar el libro rápido, lo más rápido que se pueda.
Nunca voy a olvidar ese cuento titulado “El Malvado” que aparece en la “Máquina de Follar” y que narra los últimos días de un viejo jubilado renegado de su vida y apartado del sexo, todo parece plano y aburrido, pero de un momento a otro y mientras el personaje bebe su cerveza y observa por la ventana va descubriendo que una niña de 5 años no es indiferente a su vista ni a su libido y siente que algo le excita (la falda pequeña, las blondas de niña, etc.,) siente que los malos deseos están a punto de quebrar su fuerza de voluntad ante lo negado, hasta que acomete una violación, narrada con maestría, casi como si en verdad estuviera ocurriendo, hecho que se comprueba cuando se termina el cuento y uno se queda con la sensación de que ese hecho pretérito y monstruoso es, existe o existió. Y la culpabilidad salta a la luz porque Bukowski ha logrado que el lector participe de ese hecho, ha abierto una ventana para el morbo y pone a prueba la sensibilidad y los principios o cánones (toda moral juzga y castiga la violación sexual) que nos diferencian de un animal, aunque es claro que el autor prefiera cien mil veces a los animales.
Suscribo la subdivisión temática planteada por el Primo Mujica en torno a este libro, a saber: 1.-Poemas de Amor-Lujuria-Pendejada, 2.-Poemas de Borracheras-Chinganas-Huascas, 3.-Poemas de Personajes Lumpenes-Varios, 4.-Poemas de Muerte-Defunción-Estirar la pata. Y es que en los textos de Bukowski siempre van a estar presentes los deseos lujuriosos o carnales, siempre va a haber una bella damisela dispuesta a batallar cuerpo contra cuerpo con un viejo borracho deseoso y ansioso por el intercambio de efluvios. Como es sabido, el combustible bukowskiano es el licor, no hay cuento, novela o poema donde no esté presente el “bendito” licor. En realidad este elemento líquido es el verdadero personaje principal de todas las historias y poemas contadas por el viejo. No nos olvidemos que Bukowski era amante de los trabajos eventuales, aunque de preferencia era más amante de la vagancia y de la vida errabunda, por ello su asociación con personajes lumpenescos es normal. Él es parte de ellos, por ello mismo la presencia de la muerte es inevitable. Aquí el poema “La noche que estuve a punto de morir”: La noche en que estuve a punto de morir/ estaba sudando en la cama/ y podía oir a los grillos/ y una pelea de gatos afuera/ y sentí cómo mi alma se desprendía y atravesaba el colchón/ y justo antes de que tocara el suelo me levanté de un salto/ estaba tan débil que casi no podía andar/ pero caminé de un lado a otro y encendí todas las luces/ después regresé a la cama/ y otra vez mi alma se desprendió y atravesó el colchón/ y me levanté de un salto/ justo antes de que tocase el suelo/ caminé de un lado a otro y prendí todas las luces/ y después volví a la cama/ y otra vez se desprendió y/ me levanté/ y prendí todas las luces// yo tenía una hija de 7 años/ y estaba seguro de que ella no quería que muriese/ sino no me hubiese/ importado// pero durante toda aquella noche/ nadie llamó por teléfono/ nadie vino a verme con una cerveza// mi novia no llamó/ todo lo que podía oír eran grillos y hacía calor/ y seguí entregado al asunto/ levantándome y acostándome/ hasta que el primer rayo de sol entró por la ventana a través de los arbustos/ y entonces me metí en la cama/ y el alma se quedó/ dentro por fin/ y me dormí/ahora la gente viene a verme/ llaman a mi puerta y ventanas/ el teléfono suena/ el teléfono suena una y otra vez/ recibo cartas fantásticas por correo/ cartas de odio y cartas de amor/ todo vuelve a ser igual.
Sin duda un gran libro cuyo soporte para este caso es una buena traducción que Hans Polilla ha tenido la amabilidad de colgar en la net.
En forma casi de metatexto copio íntegramente (disculpen que me haya explayado más allá de lo permitido, pero ya que no tengo límites “físicos” o editoriales prefiero ser Balzaciano a ser capsular). Aquí va el texto titulado “Entrevistas”: “Los jóvenes del movimiento subterráneo/ con sus periódicos y revistas/ de poca circulación/ llegan con frecuencia a entrevistarme./ sus melenas son largas/ sus cuerpos delgados/ tienen grabadoras y/ vienen con abundante cerveza./ muchos de ellos/ se las arreglan para quedarse algunas horas y/ terminan borrachos.// Si estoy con alguna de mis amigas/ logro que ella hable./ sigue adelante –digo--/ cuéntales la verdad.// entonces ellas cuentan lo que les parece que es la verdad.// me pintan como algo semejante a un idiota/ lo cual es cierto.// entonces soy interrogado:/ ¿por qué dejó de escribir durante diez años?/ no sé./ ¿por qué no entró en el ejército?/ por loco./ ¿sabe hablar alemán?// no// ¿cuáles son sus escritores modernos preferidos?// no lo sé.// raras veces veo las entrevistas./ aunque cierta vez uno de estos jóvenes/ me contó que mi novia lo había besado/ mientras yo estaba en el baño.// te la llevaste fácil, le dije/ y dicho sea de paso/ olvídate de esa pendejada que te dije sobre/ Dos Passos. ¿o fue acerca de Mailer?/ hace calor esta noche/ y la mitad del vecindario está borracha./ la otra mitad está muerta./ si tengo algún consejo que dar acerca de escribir/ poesía es éste: no lo hagas./ ahora estoy enviando a alguien a comprar algo de pollo frito.

martes, 27 de enero de 2009

EL NEGRO LITERARIO (AL POR MAYOR. PAGAR EN CAJA) I

1
Estaba escribiendo este artículo, un poco enfurecido por una situación particular sobre el negro literario de un académico, quien encima es miembro de la Academia Peruana de la Lengua (en el punto 2 están mis motivos). Antes de publicar este post presiono en Google la palabra “negro literario” y me encuentro con una especie de asociación de negros literarios, escritores que han asumido el activo y el pasivo de lo que es escribir en la sombra para otros. La página es http://www.escritoresporencargo.com/, ahí te escriben por unos dolarillos o euros tu novela, tu poemario, tu libro de ensayos o tu libro de cuentos, un amigo me dice que hasta te hacen tu blog. Todo está especificado al detalle y lo que es peor --o mejor-- si eres escritor te invitan a ser parte de esta gran familia caída en desgracia. Ah, me olvidaba como toda asociación que se respete no aceptan a cualquiera, tienes que tener un currículo sólido y demostrable. Dentro de los puntos que te exigen hay uno en particular que me llama la atención y es: “Si ya tienes controlado el ego del escritor”. O sea que si ya pasaste esta “etapa” ya puedes ser un negro literario!!!? La página web también incluye ¿Cómo ser negro literario? Aquí un alcance:
Denostados y siempre en la sombra, muchos escritores escriben sin firma para otros, y viven de ello.
Este reporte especial habla de cómo ser un negro, de sus ventajas, inconvenientes, y de los pasos que hay que llevar a cabo para convertirse en un escritor profesional... pero invisible.
Ten en cuenta que un escritor que hace de negro literario y escribe 3 ó 4 libros en un año puede ganar perfectamente de 20.000 a 34.000 euros ese mismo año. Y sin salir de casa ni gestionar nada, si trabaja con nosotros.
Bastante más que el autor de una novela de la que se han vendido 3000 ó 5000 ejemplares (la mayoría de noveles) cuyos beneficios serán alrededor de 3000 euros. Puedes leer más
aquí, sobre lo que gana un autor emergente.
Una de las razones principales por las que se puede decidir ser un escritor en la sombra en lugar de un escritor freelance con firma tiene que ver con la estadística...
Los conocedores del mercado publicitario saben que más del 60% de los libros publicados en papel actualmente están escritos o revisados por un negro literario o un revisor/corrector de estilo, o un editor freelance. En el mundo de los autoeditados, el porcentaje es aún más elevado. Todos los indicios pues, llevan a una favorable situación para los negros literarios.

Y bueno como toda empresa, estos negros literarios también tienen competencia, como dicen para muestra bueno es un un par de botones: http://www.loquo.com/ps/servicios/editorial-traducciones/tu-vida-novelada-servicio-de-negro-literario/13500088
2
Aquí mi artículillo, desechado por la realidad. Pobre de mí, miserere yo que no estoy en onda que no me he dado cuenta, como dicen por ahí, que MVLL tiene a sus negros literarios trabajando al destajo, y que varios escritorzuelos limeños tienen a su peón trabajando en la sombra (profesores que doblegan a sus alumnos y les hacen escribir esbozos de cuento y novela que luego desarrollaran estos enganchaesclavos, y todo por una nota miserable o por unas cuantas monedas) . Y yo que alguna vez me quejé de ser el negro de una conocida periodista de televisión y que le arreglé el libro a un par de amigos...
Dejo esta fracción, ahora inservible, que desarrollaré (con mayores datos) en la segunda parte, perdonen mi precariedad de información sacada de algunos libros y páginas anónimas. Prometo para la segunda parte mayores detalles de esta nueva profesión (al menos para mí) o nuevo negocio:
Un negro literario es algo así como un esclavo que tiene que vender su obra para que otro lo firme y se lleve los créditos. Siempre se mueve en la sombra y no es capaz de escribir por voluntad propia, su voluntad está endosada. Su mente y sus ideas ya no le pertenecen. Su mecanismo de defensa de carácter autómata a las justas lo defiende de no entregarse a la condición de esclavo. Su razón se encuentra secuestrada y es fácil percibir que no lo anima ese sentimiento que define al arte, mucho menos su ética que es una prolongación de sus necesidades fisiológicas. Casi siempre la paga al negro literario es en efectivo o en especie, alguna pequeña edición de algunos cuentos o unos poemitas inconclusos, alguna pequeña excrescencia verbal, etc. No se sabe con ciencia cierta cuándo apareció esta rara especie de plumífero que se ubica en el último escalafón de la “escala alimenticia de los escritores”. Se cuenta que Alejandro Dumas tuvo su negro literario y su puso muy triste cuando este murió. Sin embargo, cuenta la historia (y que copian varias páginas de la net), que un día al ver llorar a Dumas por la muerte de su negro literario y por los innumerables trabajos que tenía que entregar y no sabía cómo, se le acercó un hombre quien le dijo que no se preocupara “porque yo soy el negro de tu negro literario”. Y asunto arreglado.

Por estos lares hace unos años un poeta de mi generación estuvo recopilando datos, textos inéditos y poemas para una antología que iba a sacar. Emocionado le alcancé mis textos y recomendé a otros poetas para que se “hiciera justicia”, pero cuán grande fue mi sorpresa cuando el libro de casi 400 páginas salió con el nombre de un profesor, conocido poeta y crítico literario. Después me enteré que el trabajo de negro literario le había servido a mi conocido para escalar puestos en la universidad en la que trabajaba y trabajaba, también, su jefe y negrero. No voy a decir nombres pero los poetas del noventa que participaron saben perfectamente a quien me refiero.

Continuará

lunes, 26 de enero de 2009

MADONNA LEE “TRAVESURAS DE UNA NIÑA MALA” DE VARGAS LLOSA (+ UNA CORRECCIÓN)

Recientes noticias en torno a una página web de la actriz Gwyneth Paltrow (http://www.goop.com/) muestran uno de los lados íntimos de Madonna Chicone en torno a sus lecturas preferidas, entre las que están “The time traveler´s wife” de Autrey Niffeneger, "Shantaran" de Gregory David y “Travesuras de la niña mala” de Mario Vargas Llosa. Sobre esta novela quisiera hacer un breve comentario, aparte de cierto repaso sesentero (ya establecido por otros críticos literarios) de guerrillas, ideologías disparatadas, mucha aventura y hippismo y, también decadentismo, o quizás como el mismo escritor lo apunta: “Eran escritores que no escribían, pintores que no pintaban, músicos que no tocaban ni componían y revolucionarios de café que desahogaban su frustración, envidia y aburrimiento…” No obstante ello es una novela que no cuaja del todo y parece por ratos haber encontrado el eslabón perdido entre las telenovelas mexicanas o mejor dicho latinoamericanas, y las novelas de aventuras (quizá por eso el gusto de Madonna que al fin y al cabo tiene ascendencia latina). Lo literal parece adormecerlo y tronchar la poesía, casi inexistente, que desarropa el escritor: “hizo lo que yo le había rogado tantas veces que hiciera y nunca quiso hacer: meter mi sexo en su boca y chuparlo. Yo mismo me sentía gemir, agobiado por el inconmesurable placer que me iba desintegrando a poquitos, átomo por átomo, convirtiéndome en sensación pura, en música, en llama que crepita. Entonces, en uno de esos segundos o minutos de suspenso milagroso, cuando sentía que mi ser entero estaba concentrado en ese pedazo de carne agradecido que la niña mala lamía, besaba, chupaba y sorbía, mientras sus deditos me acariciaban los testículos, vi a Fukuda”. Lo literal no tendría mayor importancia si luego la contradicción y la negación aristotélica van a poner a un personaje casi inverosímil, contrahecho por sus propios argumentos o quizás no creíble, solo, como he dicho, en telenovelas: “A mis cuarenta y siete años había llegado a la comprobación de que un hombre podía llevar una vida perfectamente normal sin hacer el amor”. Creo que a varguitas no le interesa para nada la coherencia de los personajes si en función de la historia se tienen que sacrificar, retorcer, hacer o decir disparates. Por ratos parece ser que varguitas simplemente se guiara por lo que le cuentan o lo que ha escuchado a la volada, como ese supuesto “vuelo” nada más y nada menos que con mariguana ¿¿¿???. Aquí el párrafo de la patinada: “La sesión de marihuana se hizo con el fondo musical de la banda sonora de “Yellow Submarine”, la película de los Beatles que Mrs. Stubard y Juan fueron a ver del brazo a un cine de estreno en Picadilly Circus. Mi amigo estaba asustado de que a su protectora y amiga el viaje le sentara mal, y, en efecto, terminó quejándose de dolor de cabeza y quedándose dormida patas arriba sobre la alfombra de la sala, después de dos horas de una excitación extraordinaria, en las que habló como una lora, lanzando carcajadas y haciendo unas figuras de ballet ante los ojos estupefactos de Juan y Esther”. Para empezar la mariguana no produce el “vuelo” o alucinación pervertida donde los sentidos junto al inconciente se sobreponen a la razón y dominan al “viajero” en una danza eufórica donde la realidad virtual lo va llevando en algunos casos acompañado de un “maestro” o “guía espiritual”, cosa que si logran otros tipos de psicotrópicos más “duros” como el “polvo de ángel” o el sesentero ácido lisérgico o LSD (no Lucy and the Sky of Diamond), cuando no el peyote, el mezcal o el Demerol, etc. Bueno, sin arriesgar demasiado podría decir que esta novela intenta ser, no con mucho esfuerzo –y de hecho que lo es en algunos países-, un best seller mundial, con gustos medianos (de más a menos) y heterogéneos entre los que caben los de una diva como Madonna, hermosa a sus cincuenta años, quien lo podría dudar, pero con poca capacidad de lectura y de entendimiento. Una calabaza forrada de caramelo pero con una gusanera de medianía por dentro que no podría seducir a un ávido lector o tratante musical. Las masas, en la definición de Ortega y Gasset, las que eligen presidentes y marcas tendencias de gustos o modas, nunca tienen la razón.
Para los sicalípticos que pasan por alto la estupidez y se concentran en la imagen visual (carne y lujuria, etc.,) les dejo las siguientes fotos:






Fotos de Madonna tomadas en 1979 por el desconocido bailarín Martín Shreiber. En 1985 estas y otras fotos fueron publicadas por Playboy. Lo que pasó después es historia conocida.

“LA PRIORIDAD DEL AGUA” OTRA PATINADA DE PEDRO PABLO KUCZYNSKI


“AguaLimpia” es la ONG fundada por PPK con apoyo del Banco Interamericano y el Scotiabank y que busca, a través de las municipalidades, “dar agua a los que no tienen”. Parece una broma de mal gusto pero es realidad, el defensor de las mineras y de los desastrosos relaves, el defensor de esos monstruos mineros que destruyen y deforman la naturaleza y que son capaces de arrasar con cultivos de consumo, sin importar a los miles que mueren de hambre, con el fin de devorar el mineral que haya bajo tierra, ahora se muestra como el “salvador” y el hombre “preocupado” y “conciente” por lo que está ocurriendo con el agua en nuestro país, sin contar los más de un millón de habitantes en la capital que no tienen agua entubada y que la tienen que comprar a los camiones cisternas que muchas veces venden las aguas servidas y/o de riego como si fueran para consumo humano. Lo preocupante en nuestro país es que las necesidades casi siempre se ven con réditos políticos. No hay tema en el que el político de rapiña no meta su hocico y sus pesuñas para subvertir las necesidades del pueblo. ¿Será por eso que PPK se preocupa del agua que procede de los desagües y no de los relaves? (no menciona para nada en su artículo este tema) para él más importante es “convertir” ese 88 % de agua que no es procesada y que se vierte a los ríos y al mar. Este señor no estará allanando el camino para las multinacionales que están desesperadas, puesto que el 2025 es el año clave en que el agua pasará a ser problemática mundial y, como sabemos el Perú es potencia acuífera. Ojalá que el pueblo conciente, los ecologistas de avanzada, los protectores de los recursos naturales sepan defender lo que por herencia nos pertenece.
PPK lacayo del imperialismo no nos quieras engañar con tus placebos y tus recetas de culebras y sapos aguachentos.

jueves, 22 de enero de 2009

"EL GOLEM", EL DEMONIO JUDÍO QUE MATA Y DESTRUYE PERO NO HABLA NI PIENSA



El golem es un monstruo endemoniado creado por los judíos (de preferencia rabinos o “iniciados”) para defenderse de sus eventuales enemigos. Carece de alma y de voluntad por lo que puede destruir –según dice el mito- y matar sin sentir remordimiento alguno. Generalmente acomete cada acción al pie de la letra y carece de interpretación o hermenéutica alguna. Un ejemplo claro es la anécdota que cuenta cómo el golem inundó una ciudad cuando simplemente se le ordenó traer agua. Un perfecto imbécil, una maquinaria obtusa y maquiavélica, un Frankenstein de pacotilla, con el perdón de Mary Shelley y de los médicos antihipocráticos (con estrella de David en el pecho y con cerebro de gusano), capaz de cualquier cosa con tal de satisfacer a su amo (quizás otro descerebrado que piensa que su “religión” y su seudo país son superiores al resto, y que las armas y la violencia son sinónimos de democracia y paz ¿¿¿???).
El golem es creado a partir del barro o arcilla y “animado”, vuelto a la vida, gracias a unas palabras mágicas o tablillas que se le pone en la frente (en algunas versiones estas estarán en el pecho). La palabra hebrea “Emet” (verdad) activa al monstruo y la palabra “Met” (o sea la supresión de la primera letra del “encendido”) lo “apaga”. Emet es el on. Met el off, según la parafernalia electrodoméstica y de los nintendos, la que descompone y destruye a esta máquina sangrienta que, por alguna razón, nos hace recordar al “terminador” hollywoodense. No obstante ello, el golem, no habla, no discierne, su "inframente" coactada carece de aparato fonador, ni siquiera de loro de hombro, y, sobre todo --cómo no-- de cerebro, de masa encefálica, de materia gris (aunque yo me lo he imaginado --casi a la perfección, que me parece estarlo viendo-- con capacidad de hablar y escribir cojudeces, justificar asesinatos, recurrir a versiones oficialistas y numeraciones fraguadas, un INEI a pedido del cliente, deslizarse por la navaja de Occam y hacerse el pendex con un chamullo insoportable y balbuceos esquizoides. O recurrir a viejas artimañas o definiciones impresentables como esa sobre “terrorismo” en el que este “nuevo golem”, campeón de la mentira recurre a seudodefiniciones hechas a las medidas y talla de un “gran país democrático”, con tal de manejar las cosas a su favor. Cualquier artimaña es bienvenida si sirve a sus negros fines. Mentir, engañar, confundir y encubrir asesinatos. Por ejemplo Estados Unidos –país golem-- quien tiene más de tres definiciones de “terrorismo” totalmente “válidas” (no hay forma de debatir nada, acá hasta los conceptos y acepciones son a gusto del que tiene la fuerza): la primera según el Código Penal la que dice: “violencia premeditada y políticamente motivada contra objetivos no combatientes, cometidos por grupos internacionales o actores clandestinos, habitualmente pensados para influir en un público”. El FBI: “uso ilegítimo de la fuerza o la violencia contra personas o propiedades para intimidar y coaccionar a un Gobierno, a una población civil o a cualquier segmento de ésta, para la consecución de objetivos políticos y sociales”. Y la acepción del Departamento de Defensa: “Uso ilegítimo o amenaza de la fuerza o violencia contra individuos o propiedades para coaccionar o intimidar a los gobiernos y a las sociedades, a menudo para obtener objetivos políticos, religiosos o ideológicos”. Estos datos proceden del libro “Hij@: ¿Qué es la Globalización”, edit. Aguilar, 2002, del activista español Joaquín Estefanía. De igual modo, podríamos hablar de palabritas como “genocidio”, “masacre”, “limpieza étnica”, “derechos humanos”, etc).
Recordemos esos versos de Jorge Luís Borges en su poema “El Golem”: “Tal vez hubo un error en la grafía/ o en la articulación del Sacro Nombre; / a pesar de tan alta hechicería, / no aprendió a hablar el aprendiz de hombre”.
En la película expresionista, del mismo nombre, dirigida en 1920 por la mancuerna Henrik Galeen y Paul Wegener el monstruo toma vida gracias a un brujo en la ciudad de Praga, después de destruir, incendiar y matar todo lo que está a su paso huye a un centro de niños, un alberge o algo parecido, para continuar con su holocausto, y justamente uno de ellos, un niñ@ (o sea la inocencia y la pureza), logra quitarle el símbolo desactivando y derrumbando al monstruo malévolo ipso facto. Aunque la película es aburrida (la novela de Gustav Meyrink no lo es tanto) el mensaje queda claro.
Se supone que esta criatura casi medieval solo formaba parte de esa superestructura de los relatos y los mitos como el del rabino Judah Loew, a quien se conocía con el nombre de “el Maharal de Praga” quien, se supone, creó el golem para defender el gueto de Praga de los ataques antisemitas allá por el siglo XVI; sin embargo el año 2005 el periódico israelí Yedioth Ahronoth trae a la actualidad, otra vez, al golem y lo presenta como un superhéroe, una especie de Superman hecho de limo –quizás más cercano al chatarrero Iroman-- judío que sirve al Estado y es requerido y protegido por este (¿este golem no será el símbolo de esas fuerzas armadas putrefactas israelíes, y no la mossad terrorista, cuyo soporte más visible es el crimen y el asesinato a mansalva?).

…y como se habrán dado cuenta el monstruo descerebrado que mata sin condolerse está suelto, por ratos parece aquietarse y gozar de la sangre seca y de los cuerpos mutilados, pero no parará hasta que un niño (hombres y mujeres dignos, jóvenes con conciencia, naciones libres, etc) le quite ese símbolo asqueroso que lleva en la frente (el símbolo de la muerte, ¿no es cierto?) y lo obligue a comportarse como un ser humano.
Arriba, para los que no vieron la película: vídeo de "El Golem" de 1920 con música fuerte (Fantomas).

lunes, 19 de enero de 2009

PRESENTACIÓN DEL TERCER NÚMERO DEL FANZINE "LITHOPÍA"

Presentación del tercer número de este importante fanzine cultural que trae una variadísima selección de artistas y poetas de latinoamérica. Pronto postearé un artículo sobre el avanti de los fanzines y la lucha contra la oficialidad. Aquí parte de los participantes:
torres molina (argentina)
gianibelli (argentina)
olaso (argentina)
flores campos ( venezuela)
verdugo ( chile)
espana ( ecuador)
núñez del arco ( ecuador)
rodríguez ( ecuador)
cañamero
ramos lozano
carrasco
robles
morales
saavedra
mejía
garcía
buenaño hockman
muestra artística a cargo de : Galarza, padilla, guardia, acha, florián, mendoza y ortega

sábado, 17 de enero de 2009

CONTRADICCIONES DE LA SANTA CIENCIA I

El conocimiento humano es aguanoso, maleable (léase manipulable) de una amorformidad verdaderamente monstruosa, laberíntica y, como tal, insondable, impredecible casi llevado al extremo a cuestiones azarosas donde, paradójicamente, la razón y la voluntad no importan o, en su defecto --como lo diría Mallarmé--, importan menos que un lance de dados. Todo ha sucedido casi por inercia. La involuntariedad, cuando no la maldad y los sentimientos insanos es –digámoslo de una vez-- la verdadera madre de la ciencia moderna.
Si hiciéramos un museo de todas las formulaciones filosóficas, matemáticas, artísticas, lógicas, etc., que nunca cuajaron o simplemente funcionaron como errores hasta que fueron reemplazadas por verdades (léase, también, posibles errores) válidas para un determinado tiempo histórico tendríamos --como un museo smithsoniano-- bibliotecas enteras, ciudades enteras llenas de este material de desecho. No obstante lo que conocemos como certeza científica o como verdad filosófica no termina por ser una especulación, a lo mucho una entelequia, una posible verdad a demostrar o negar.
Si nos ciñéramos exclusivamente al pensamiento científico con sus valores, teorías y métodos no podríamos entender, por ejemplo, cómo es posible que una humilde planta llamada el Ginkgo (Ginkgo Biloba) pudiera resistir la bomba atómica arrojada a Hiroshima y Nagasaki; tampoco podríamos entender por qué un hombre que se alimenta con comida chatarra, pizza, 1 kilo de huevos (diarios) y gaseosa (bebidas colorantes carbonatadas con el veneno tartracina) pueda haber batido los récords mundiales y coronarse como el campeón mundial e indiscutible en la rama de natación como lo hizo Michael Phelps. (¿No se supone que lo que tendría que sobrevenirle a este señor sería un síncope cardíaco, una trombosis cerebral, arterioesclerosis, etcétera? Y no es tan cierto eso de que “nadando quema todas esas calorías”. Un cuerpo humano trabajando como una máquina compleja no es solamente grasas y calorías. Hay suficientes características como para dudar que un campeón mundial de natación sea sólo producto de una alimentación deficiente, cuestiones que la ciencia no podría explicar porque de repente, la respuesta, se mueve en el plano de la metafísica o la “sinrazón”).
Los científicos se rompen la cabeza tratando de entender a un abejorro, el más antiaerodinámico de los insectos que, por su volumen y por lo corto de sus alas, debería arrastrarse como un gusano o a las justas saltar como araña cazadora, pero, sin embargo, ¡vuela! ¿Quién explica eso? Quién explica que una persona sin brazo y sin piernas pueda pintar o hacer trabajos de escultura como lo hacen en Lima la "Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie". Quien explica por qué una mujer que tiene trescientos mil óvulos solo logre madurar a 400 en toda su vida. Para que tenemos tantos millones de espermatozoides si al final para una ovulación o fertilización sólo son necesarios uno o dos (casos extremos no llegan ni a media docena). Es algo que nadie ha explicado en su verdadera dimensión tan sólo hipótesis y un cúmulo de palabrejas detrás de cuya verdad no encontramos nada o muy poco. Tan sólo hay que raspar con la uña en la pátina de estos seudoconocimientos. De la misma forma, la ciencia (la medicina entre ellas) y las corrientes del pensamiento condenan al nazismo y a Hitler (que fue un imbécil perverso), pero ninguno de ellos se ha manifestado en contra de la medicina antihipocrática que fue la que ha catapultado a la medicina moderna (sobre todo a los laboratorios médicos) al nivel en que se encuentra; y quien puede negar que la quimioterapia que en un principio, por los años treinta se usaba contra la neumonía, luego “gracias” a las pruebas de los nazis sobre los judíos –a los que usaron como cobayos-- se emplea, luego, contra el cáncer. En otras palabras, esos médicos, higienistas y alienistas nazis que mutilaban, cercenaban, amputaban, achicharraban, "experimentaban" y enloquecían a los judíos hicieron que esta rama del saber (y también, cómo no, la psiquiatría o la parapsicología con el brujo Himler a la cabeza) se pusiera a la saga de los otros conocimientos. Nadie puede negar que las vacunas, las cirugías (sobre todo los traumatólogos y los carpinteros de huesos, los gastroenterólogos y los teóricos de los "humores", los cirujanos vasculares o desatoradotes de arterias, los deshuesadores, destripadores y demás “matasanos”, etc.,) han avanzado "gracias" a estos salvajes sádicos y aculturados nazis contrariamente a como lo hicieron por ejemplo Jenner quien por métodos tradicionales descubrió la vacuna antivariólica casi a fines del siglo XVIII o Pasteur quien, por casualidad, descubrió la penicilina en el siglo XIX de la misma forma en que el vizconde de Townshend descubrió que sembrando nabos y tréboles se extraía nitrógeno a la tierra y se relajaba el suelo haciéndolo más fértil y más productivo a lo que aportó Jethro Tull (no la banda de rock que toma el nombre) quien introdujo la siembra en hileras e inventó la sembradora mecánica.
Los astrólogos que, encasillados bajo la premisa católica y su perro guardián: la Santa Inquisición, sostenían que la tierra era el centro del universo dominaron durante siglos hasta que apareció Copérnico quien desbarató todos estos supuestos. Habría que agradecerle a Napoleón quien le hizo perder fuerza a la iglesia católica obligándola a pagar impuestos y quitándole “sus” tierras (recordemos cómo Napoleón arrastro como un perro en una carreta a ese Papa endemoniado). De igual forma Darwin nos puso en difícil situación al ubicarnos poco menos que hermanos de los monos, antes de él se pensaba que el ser humano era de origen divino (teorías religiosas y anticientíficas siguen predicando lo mismo). De otro lado Freud conseguiría entender a la inconsciencia como el motor fundamental en la conducta del hombre, la conciencia solo era el lado visible de todo un proceso y mecánica cuyo estudio aún hoy en día no se concluye.
Sería bueno recordar a esos "científicos" que alborotaron a las generaciones con las que le tocó compartir. Así, por ejemplo Mesmer (abuelo de los mentalistas) quien hipnotizaba a los animales y predicaba un tipo de curación o sanación que muchos charlatanes todavía ponen en práctica. Voronoff un excéntrico (leáse loco) ruso que implantaba testículos de mono en el hombre con el fin de buscar la ansiada juventud y restituir la fortaleza perdida. Un perfecto imbécil. Lo único que logró fue castrar a sus voluntarios. O esos "fisiólogos" que propugnaban que la transfusión de sangre joven podía devolver las fuerzas perdidas a un organismo enfermo o en tercera edad. El Papa Inocencio VII, viejo verde, se hizo hacer la transfusión de tres muchachos y lo que logró fue morirse casi inmediatamente. Papa imbécil como casi todos los Papas purpurados. Si revisamos la historia desde el "mago" Merlín (para poner un supuesto inicio) hasta Brown Séquard o Cagliostro o los alquimistas que buscaban "la piedra filosofal", nos damos cuenta que una de las búsquedas del conocimiento humano (no le llamemos ciencia, por favor, pasemos por alto al “cienciero” Mario Bunge) ha sido alargar y perpetuar la vida. Recordemos que Umberto Eco ha vaticinado que dentro de pronto el hombre vivirá 150 años. El metamorfoseado Michael Jackson que camina con mascarillas médicas y duerme en una cama hiperbárica sería el nom plus ultra de estos enloquecidos y enceguecidos buscadores de conocimiento y seudoverdades; el otro sería un loco cualquiera que camina desnudo, come de la basura y vive en la intemperie sujeto a todas las leyes de la naturaleza y que, sin embargo, no logra arrebatarle lo único que ni siquiera le importa: la vida. El parangón en extremo total, el cero grados de una circunferencia no es igual, acaso, al 360 grados. La vibración altísima de un gurú se asemeja a la vibración de una piedra, nada más que una está en movimiento y la otra está detenida. Sin embargo, la ciencia sigue sin distinguir entre un “genio” producto de las espiroquetas de la sífilis que produce los delirios de grandeza (que casi siempre se lanza a propulsar teorías absurdas) y un GENIO (así con mayúsculas) que es capaz de generar alguna teoría o ciencia o arte nuevo y que, sin embargo, como lo demuestran últimos estudios también es producto de una alteración genética, alguna anomalía física, alguna perversión (otra versión) mental que deriva y se geometriza en el hombre creator.
El doctor Alexis Carrel (quien en su libro “El Hombre, Un Desconocido” plantea la “eugenesia voluntaria” es decir la capacidad de darse cuenta cuándo y cómo reproducirse para “potenciar” cada día un ser humano más perfecto y, por ende, más feliz) nos dice que la cantidad de conocimientos que “maneja” la humanidad crea una bulla (entropía) que imposibilita su sistematización y por el contrario se convierte en una tara, un obstáculo. Y en cierta forma son un obstáculo esos seudoconocimientos que sólo aparecen para atarantar o elevar en una nube de opio al público lector (por ejemplo esas supuestas teorías de la postmodernidad o esas teoría económicas de un capitalismo con alientos de dinosaurio). Por eso hay que cuidarnos de esos farsantes que construyen teorías desde una oficialidad sospechosa: desde el imperio y para el imperio. Es hora de crear nuestras propias ciencias, lejos de los delirios, los egos y las mentiras de los filosofastros. Lejos de ese pensamiento racionalista, dualista y cartesiano que está llevando a la humanidad a la ruina y perdición total. Sólo los conocimientos verdaderos y una ciencia nueva producto de la praxis con una realidad mensurable, y no ficticia, salvará al hombre. Como decía Bacon “Knowledge is power”.

Continuará.
NOTA: Aprovechando que este post se engarza con el post sobre "postmodernidad" (la interrelación, como se habrán dado cuento, es natural en mis escritos) quiero decir (en razón a "mis" cuestionadores) de que el Perú solo exporta cerros (ya lo he apuntado en otro momento, huelga a decir para los que recién se encuentran con esta aseveración de perogrullo). Esa es una verdad clara sólo puesta en duda por personas sin criterios y faltos de lectura. No obstante ello y a pesar de que el Perú del siglo XIX exportaba literalmente mierda, o sea en palabras más blandas: guano de las islas o fosfatos y nitratos para decirlo en lenguaje técnico. Mientras tanto lo que llaman ciencia siempre estuvo lejos de estos lares, a lo mucho nos ha llegado material de desecho seudocientífico y técnico (decir "tecnológico" es un exceso). Pronto daré otro alcance sobre esto.

miércoles, 14 de enero de 2009

"UN PERU HIPPIE" DE ALDO M. Y SU CORRAL DE CHANCHOS

El imbécil de Aldito M. (capataz de "Correo") escribió, el día de ayer, una columna titulada "Un Perú Hippie" donde reclama, casi con nostalgia, las pocas manifestaciones y los pocos reclamos reivindicativos de estos días (nada de huelgas, brazos caídos, pistas bloqueadas con piedras, palos, etc., etc.); y en un "exceso" de "análisis" (de carácter fronterizo y lleno de medianías) enumera una serie de respuestas probables que van desde la elección de Yehude Simons hasta el calor veraniego pasando por los clásicos meses en que los "alaraquientos" entran en celo. Bien imbécil este tipo sobre todo cuando cree que los precios de los alimentos y los combustibles están bajando ¿¿¿¿¿????? Cómo se ve que este (in)digno representante del pensamiento cerril no sale a la calle. Qué fuma este señor, pura ponzoña, "mejoral" chancado. Si los hippies lo hubieran conocido de seguro abandonarían las flores, la hierba, los psicotrópicos y lo agarrarían a pedradas y a patadas.

Casi de la misma forma (por la violencia, es decir) me han escrito algunos amigos reclamándome del por qué no posteo más seguido (¿será el verano? ¿posibles vacaciones? ¿las cercanías del mes del amor? dicen). No, mis queridos amigos, simplemente se trata de problemas técnicos. Ayer lancé por la ventana este pequeño aparatito del cual conservo algunas teclas y un par de números. El sonido seco del aparato contra el asfalto sació mi rabia. Me cansé de que se apagara y se prendiera a su libre albedrío. Se estaba convirtiendo en un zombie y tenía que hacer algo. Por ahora estoy en una cabina, adocenado y apretado por una suerte de cables y muebles individuales donde un niño o un hombre pequeño se sentiría incómodo. Así es la vida, dicen. Hay que aguantar lo necesario como el monje shaolin. Pronto estrenaré otras teclas, mientras tanto he regresado a mi viejo cuaderno que nunca falla.
No se preocupen sigo escribiendo, cuadernos tras cuadernos, lapicero tras lapicero y, ahora, teclas tras teclas.

Bueno, para que puedan desestresarse les dejo el susodicho artículo de aldito, un bueno para nada, sino lean:

Un Perú hippie

¿No se han preguntado por qué el país anda tan tranquilo últimamente, tan peace and love hippie? No hay Moqueguazos, Tacnazos, marchas, etc. Respuestas posibles: a) La llegada de Yude al premierato ha calmado a las provincias, por muñeca, por una apertura a lo popular y por expectativas. b) Otra versión, cual reflejo de espejo de la anterior, es que no es tanto la entrada de Yude al premierato sino la salida de un desgastadísimo Tío George. La llanta ya no tenía cocada y cualquier repuesto aliviaba al auto. c) Aunque la gente reniegue que aún son insuficientes, se han visto -por primera vez- bajas en los precios de alimentos y combustibles. La olla manda en el Perú y la gente se serena si no sólo siente que la comida o la gasolina ya no van a subir más, sino que efectivamente hay rebajas. d) La repre ha funcionado. Patria Roja, los sindicalistas y otros extremistas, aquellos que agitan el cotarro en Lima con marchas y en provincias con algaradas, se han acojonado con estas últimas investigaciones fiscales, las que podrían derivar en acusaciones muy serias por terrorismo, alegando coordinaciones con las FARC. Ya son palabras mayores, no breves detenciones por quemar llantas o patrulleros. Además, se está procesando con dureza a los participantes en eventos como el Moqueguazo y ya por provincias se está percibiendo que se acabaron los tiempos de mano blandengue del Tío George y que el gobierno ahora está dispuesto a meter en vereda a los revoltosos, que Yude habla suave pero detesta el desorden y usa el garrote. e) No sólo es que las optimistas esperanzas económicas han calmado a la gente, sino también que todos nos volvemos más sosegaditos y conservadores ante las noticias de una posible crisis. Son épocas en que uno comienza a apreciar más lo que tiene ante lo malo que puede venir, y de cuidar un bien precioso como la chamba ante noticias de despidos por la recesión. f) Un Alan más humano, tras una buena performance como estadista en la APEC, ha funcionado. Se le puede acusar de farandulero y populachero, pero el sentimental pueblo peruano se emociona ante las teletones y le encantan los chismes de tramoyas y candilejas. g) Una versión cercana a la anterior es que hubo divertidas dosis de farándula y deportes para entretener a la gente (la liberación de Magaly, la posible salida de Don Genaro, llegada de Ñol a Universitario). h) Se está sintiendo por fin la ejecución de la obra pública en provincias, ya se ven nuevos tramos carreteros, puentes, etc. i) Estamos en verano y hay flojera para protestar. Los meses típicos para líos son de abril a junio y de setiembre a noviembre. Nadie hace jaleo en verano, Semana Santa, Fiestas Patrias y diciembre (cargado con Navidad y Año Nuevo). j) Todas las anteriores. k) Algunas de las anteriores.
Aldo Mariátegui
14 de Enero de 2009

TALLER DE POESÍA CON PAUL GUILLÉN


El autor de libros "La transformación de los metales" e "Historia Secreta", el poeta Paul Gillén --quien, a su vez, dirige el leído blog http://sol-negro.blogspot.com/-- me envía el anuncio de su nuevo taller de poesía. Aquí los datos consignados en la nota de prensa:

Inicio: jueves 22 de enero de 2009Horario: martes y jueves de 6 a 8 p.m.Duración: 5 semanasCosto único: 160 soles
MAYORES INFORMES:revistasolnegro@gmail.com
CLASES:Los Claveles 402Residencial San FelipeJesús MariaTeléfono:986-011-146
TALLER DE POESÍA1.
Guía para dar clases de introducción a la poesía.Acerca de si la poesía “cabe” en el salón de clases, ocurre lo mismo que con la forma en que nos educaban sobre el sexo en aquellas viejas clases de “Biología”: no se nos decía cómo hacerlo, sino su semiótica. Si hubiera tomado la materia de biología en serio, me hubiera convertido en un monje, si hubiera tomado en serio las clases de Literatura en la universidad, me hubiera convertido en un contador… La situación es la misma para la transmisión de la poesía que fracasa en los salones… Hay que dejar que el arte tiranice sobre la vida:
a) Hay que introducir a la poesía, sin compulsión, hacia situaciones “orales”, en las cuales el novicio pueda entrar, pueda aprender escuchando y participando.
b) Refiriéndonos a lo “primitivo” y otros materiales en los cuales la relación entre el arte y la vida sea clarísima (o por medio de información biográfica, no necesariamente psicológica, ahí donde el vínculo social se ha roto).
c) Hay que utilizar a los poetas dentro de los salones o fuera de ellos (lecturas en vivo, grabaciones o video), para ayudar a reestablecer algunos aspectos de la situación “tribal” donde la poesía es aprendida en asociación con los poetas y “otros guardianes de las palabras elevadas”.
d) Por la “sonorización”, desalentando las lecturas silenciosas del texto: para recordar que incluso donde la poesía es “mediada por la tipografía”, a la hora de aprender la boca se mueve al mismo tiempo que la mente.
e) Dejando que los estudiantes escuchen y anoten su propia habla, compongan poemas y los interpreten, integrándolos con las otras “artes”.
f) Hay que alentar, de principio, la reconsideración de esas formas de poesía que pueden ser parte de la vida de los aprendices (la canción, la balada, el rap callejero, el lenguaje altisonante y otros por el estilo); es decir, la poesía que de verdad usan, antes de avanzar a las formas que les son menos familiares.[Este pasaje ha sido extraído de un diálogo que el poeta norteamericano Jerome Rothenberg tuvo con William Spanos en 1975, que luego fue publicado en la revista Boundary 2, vol. III, número 3, primavera de 1975]2.
Programa
Sesión 1:
Introducción al experimento: la situación de la poesía en el Siglo XXI. Desde el tribalismo hacia las nuevas tecnologías. ¿Cómo leer poesía? ¿Porqué estudiar poesía? Imagen/metáfora/símbolo. Texto base: El ABC de la lectura de Ezra Pound.
Sesión 2: Lectura y corrección de textos de los asistentes al taller.
Sesión 3: El poema en prosa: ritmo, variaciones y perspectivas. Análisis de textos de Francis Ponge y John Ashbery. Texto base: “El poema en prosa moderno: consideraciones temáticas y formales” de Shara Moseley.
Sesión 4: Lectura y corrección de textos de los asistentes al taller.
Sesión 5: La vanguardia norteamericana. Textos base: “El verso proyectivo” de Charles Olson y “La revolución de la palabra: la poesía estadounidense de vanguardia” de Jerome Rothenberg.
Sesión 6: Lectura y corrección de textos de los asistentes al taller.
Sesión 7: Contra los poetas y contra la poesía: OULIPO / Concretismo. Textos base: OULIPO COMPENDIUM, “Superación de los lenguajes exclusivos” de Haroldo de Campos, “Concretismo” de José de Souza Rodrigues y “Observaciones sobre el arte de la poesía” de Ernest Jandl.
Sesión 8: Lectura y corrección de textos de los asistentes al taller.
Sesión 9: Experiencias grupales en Latinoamérica: Hora zero / Infrarrealismo, Kloaka y el neobarroco latinoamericano de los años 80. Textos base: “Palabras urgentes” de Juan Ramírez Ruiz y Jorge Pimentel, “Déjenlo todo, nuevamente. Primer Manifiesto Infrarrealista” de Roberto Bolaño, “Manifiesto Infrarrealista” de Mario Santiago Papasquiaro, "Movimiento Kloaka (1982-1984): cultura juvenil urbana de la postmodernidad periférica" de Juan Zevallos Aguilar, “Neobarrosos” de Eduardo Milán y “El neobarroco una convergencia en la poesía latinoamericana” de José Kozer.
Sesión 10: Lectura y corrección de textos de los asistentes al taller.3. MetodologíaEl taller es de carácter informativo, analítico y experimental. Las sesiones teóricas buscan consolidar un conjunto de conocimientos sobre la historia de la poesía en el siglo XX y situar al asistente en la articulación entre tradición y experimento. Las sesiones de lectura y corrección de textos se proponen como una guía abierta para la escritura de los propios poemas de los asistentes al taller.4. Materiales de trabajoLos materiales serán entregados oportunamente por el coordinador del taller.

lunes, 12 de enero de 2009

PLANTÓN EN RESPALDO A RAÚL WIENER


Otra vez volvió a la carga el fantasma redivivo del "terrorismo internacional", esta vez le tocó el turno a Raúl Wiener, conocido intelectual y columnista de "La Primera" quien ha sido citado a la Prefectura el miércoles 14 de enero. ¿Motivos? enfrentarse al estado terrorista manejado por esa gavilla de delincuentes escudados en un supuesto partido con el alias de "Apra". Ahí estaremos. Persistir hasta vencer.

jueves, 8 de enero de 2009

CONTRA EL SIONISMO ISRAELÍ Y LA MASACRE DEL PUEBLO PALESTINO: PLANTÓN FRENTE A LA EMBAJADA DE ISRAEL- SÁBADO 10 A LAS 4 PM.

El ataque alevoso perpetrado por el Estado artificial de Israel contra la Franja de Gaza (primero bombardeo inmisericorde y ahora invasión con cientos de tanques y 10 mil soldados en esa estúpida "operación plomo fundido") ha causado el repudio masivo de los intelectuales y el pueblo con capacidad pensante en casi todas las ciudades del mundo desde Buenos Aires a Rio de Janeiro, desde Paris a Madrid, desde Caracas a México, y en muchos países asiáticos ha habido manifestaciones multitudinarias. Sin embargo, mentes regias no quieren entender el repudio y se refocilan “tratando de entender” que esta masacre (¿alguien quiere buscar otro término de menor calibre que suavice lo que está haciendo Israel?) tiene un solo culpable: el grupo Hamas motejado, por sus adversarios, como terrorista, pero que a pesar de todo es el grupo que representa en el poder al pueblo palestino y el único grupo con cierta capacidad de respuesta ante el crimen ignominioso del Estado inventado luego de la segunda guerra mundial.
Más de 500 muertos y casi 5000 heridos es el resultado de estas últimas jornadas llevadas a cabo por el Estado terrorista de Israel quien haciendo caso omiso a los tratados internacionales --aparte de mofarse en los gritos de paz de la comunidad mundial-- está haciendo uso de las bombas de racimo (bombas que contienen fósforo y desechos de Uranio con los que causan severas quemaduras similares al napalm). Bombas con las que han matado a casi un centenar de niños. Bombas con las que mataron en el 2004 a Ahmed Yassin, líder espiritual del pueblo palestino y con las que pretenden matar a su primer ministro actual Ismael Haniyed, representante de su pueblo y líder de Hamas. A Israel no le basta con mantener secuestrado a más de un millón y medio de habitantes de la Franja de Gaza y que viven “gracias” a la ayuda humanitaria, que tiene una tasa de paro del 40 % y el 90 % de la actividad industrial en situación inerte. Es un país, como Cuba, quebrado por el bloqueo. En el colmo de la barbarie, Israel, hasta hace un par de días había impedido que entrara la televisión extranjera y había bombardeado camiones que llevaban alimentos y medicina. El día de ayer en un acto macabro dio una tregua de 3 horas para que los palestinos recojan a sus muertos y puedan apertrecharse de alimentos de la basura.
Otros seudointelectuales pretenden hacernos creer que se trata de una “guerra religiosa”: Jehová versus Alá, nada más falso porque aquí hay un Estado con poder político, económico y militar que aplasta a otro que vive cercado y dominado casi viviendo en la indigencia. Israel dice (y aquí lo ha repetido su embajador-loro de hombro) que sólo están combatiendo a Hamas y, sin embargo, para cumplir a piejuntillas con esa premisa-pretexto bombardean escuelas, edificios públicos, ministerios y matan cobardemente a civiles, a mujeres y a niños indefensos. Y todo en nombre de Hamas o de Fatah o lo que sea que tenga esa apariencia en Gaza o Cisjordania, cualquier pretexto de terrorismo (instaurado por el Estado de bestias-USA) es tomado como bandera de guerra y masacre. Me pregunto qué pasaría si en nombre del grupo terrorista judío Mossad se tuviera que bombardear Israel, pretextos hay desde que en 1973 este grupo matara en Noruega a un camarero árabe, o cuando en 1997 atentaran contra Jaled Mashal, dirigente de Hamas mediante una inyección venenosa. No es acaso la misma figura con la que muchos seudoanalistas quieren justificar esta aberración histórica.
De seguro esta barbarie ocasionada, según los analistas, por el cuarto poder militar en el mundo no se va a detener, por ello en Lima, como en muchos otros lugares, se ha convocado a un plantón masivo frente a la embajada del Estado judío, el cual se realizará este sábado a las 4 de la tarde. Ahí nos veremos porque todavía no hemos perdido la capacidad de indignarnos ante la muerte y la barbarie y porque no vamos a permitir que el terrorismo internacional se imponga a la paz y al desarrollo libre de los pueblos.

PLANTÓN CONTRA EL SIONISMO ISRAELÍ Y POR LA PAZ EN PALESTINA
Sábado 10 de Enero
4:00pm
Lugar: Plaza Washington, cdra 5 de la Av. Arequipa – Frente a la Embajada de Israel

JORNADA INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO

¡NO A LA MASACRE DEL SIONISMO ISRAELI EN GAZA!

¡VIVA LA RESISTENCIA PALESTINA!

Los organizadores abajo firmantes hacemos un llamamiento al pueblo peruano, a la juventud, a las organizaciones sociales para solidarizarnos nuevamente con el pueblo palestino que viene resistiendo la cruenta masacre del sionismo israelí en Gaza.

Integración Estudiantil (IE), ACUNI – UNI, CGTP – Joven, Todas las Voces, Perú Pueblo, Asociación Cultural SUPAY, Juventud Comunista del Perú, Pueblo Unido, Revista José Carlos Mariategui, Movimiento de Liberación 19 de Julio, MNI – Lima, Altavoz, Voz Socialista, Bloke Popular, Poetas de Lima, Centro Contracultural Todas las Sangres, etc.