BLOG DE

viernes, 27 de enero de 2012

SPOT



Sofía Lino, poeta y performer argentina, me envía sus impresiones sobre este humilde servidor.

Solo una acotación: ¿no se supone que los pingüinos son exclusividad del hemisferio sur?


.

jueves, 19 de enero de 2012

LA DEMOCRACIA TIENE QUE SER INCLUSIVA

INSCRIBIR O NO INSCRIBIR AL MOVADEF



El Movimiento por la Amnistía General y los Derechos Fundamentales no es el PCP-SL, aunque sí está sustentado en una ideología marxista-leninista-maoísta-pensamiento Gonzalo; ese es quizá el principal problema que se plantea la endeble democracia que nos representa. Quizás la inscripción de este nuevo Partido no sería un problema si borrásemos de nuestras mentes el conflicto armado 80-92 (y las causas que lo ocasionaron) y si el “presidente Gonzalo” no estuviera vivo (o encerrado en una Cárcel militar que, para el efecto, es casi lo mismo) y si la mass media fuera un tanto menos alienante (no concesiva ni coparticipativa del poder político-económico) y aceptase que en este país se vivió una guerra interna y se pasó por una Comisión de la Verdad y la Reconciliación cuyos informes finales arrojaron una verdad ladeada; verdad a medias o sincretismo, pero que, aún así, reconoce alguno de los motivos principales que ocasionaron el espiral de violencia política.

Hay que recordar que el Movadef ha logrado reunir cerca de medio millón de firmas (hasta noviembre del 2011 tenía 360,000 firmas habilitadas para su inscripción), las mismas que han sido presentadas y evaluadas (muchas de ellas han sido impugnadas deliberadamente con el fin de impedir su aceptación en las lides democráticas); y ha cumplido con los procedimientos típicos (compra de planillones, compra de kits, formalizaciones legales, etc., etc.) para conformarse como frente; e incluso ha logrado una alcaldía en Ilave, el mismo lugar donde el pueblo aplicando Fuenteovejuna destazó al alcalde Fernando Robles Callomamani, y al regidor Arnaldo Chambilla Maquera el año 2004.

El PCP-SL fue derrotado militarmente, muchos de sus miembros han sido exterminados o encarcelados; sus principales líderes, incluido el “presidente Gonzalo”, se encuentran presos, y, como tal, no representa ningún peligro para la democracia (democracia burguesa, se entiende). El Movadef es un Partido que intenta participar formalmente de la política peruana (ellos reclaman que la política siempre ha sido su escenario natural) y merecen esa oportunidad. La reconciliación nacional no solo se debiera dar en el papel sino en la práctica de la realidad concreta, no se les debe poner contra las cuerdas o condenarlos a vivir al “margen de la ley” o en la clandestinidad u oscurantismo político o “retornarlos a la ilegalidad” (como está pidiendo la Fiscalía de la nación). Eso sería un craso error.

De seguro, sería fácil decir que “los terroristas no merecen ser parte de un país democrático” (o como dice un facebuquero hematólatra que se jala los pelos y reclama una constitucionalidad que no corresponde a este país de cartón piedra) y hablar como hablan los periodistas Aldo Mariátegui, Mónica Delta o Veto Ortiz (el grito, la malacrianza y la estupidez no le hacen bien al país; mejor siempre será el debate, la polémica, la exposición de ideas, etc., etc.), pero hay que recordar que las cárceles y todo el sistema democrático está hecho para castigar y pasar tribulación a quiénes se salgan de la línea, pero también deberían están prestos a cobijar en su seno a quienes, como el hijo pródigo, hayan decidido retornar por el camino del bien.

Finalmente, quisiera acabar con un pensamiento de Bataillle en su Literatura y el Mal cuando se refiere a la maldad y determina que un crimen o el acabar con una persona no es precisamente un acto de maldad (las guerras independentistas y la caída de los tiranos nos han hablado bien de esto) sino que este ocurre cuando se baila o se festeja sobre el cadáver (el burlarse o zurrarse del muerto es en sí un hecho malévolo), que a mi entender es lo que se está haciendo con el Movadef.

domingo, 8 de enero de 2012